Tecnología indistinguible de la magia – La diversificación de los drones

Tecnología indistinguible de la magia

La diversificación de los drones

“Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia” escribió con una visión muy futurista el inglés Arthur C. Clarke, quien fue conocido por crear grandes obras de ciencia ficción como “2001: Una Odisea del Espacio”. Muchas de ellas han inspirado e invitado a miles de personas alrededor del mundo a imaginar cosas fuera de lo común como ha sucedido recientemente (abril de 2016) en Japón, cuando Tsuyoshi Takashiro, director de cine, escritor y DJ japonés, logró poner en escena un espectáculo de luces, sonido y tecnología frente al monte Fuji en Japón. ¿Qué fue lo necesario?:

  • 3 músicos que combinan el tradicional sonido japonés del instrumento de cuerdas llamado shamisen con el género electrónico.
  • 20 drones Sky Magic dotados de 16,500 LEDs y,
  • Algunas videocámaras.

En conjunto fueron los elementos suficientes para lograr crear una atmósfera futurista, tecnológica y artística que quedó registrada en video como un espectáculo en el que los drones, con una sincronía coreográfica, se elevaron y encendieron sus diodos emisores de luz al ritmo de la música que los coordinaba. Y es que el elemento central de todo esto fueron precisamente los drones, estas aeronaves de pequeño tamaño no tripuladas que tanta popularidad han ganado a través de los años  y que tantos usos se les han encontrado desde fines militares, pasando por la agricultura y terminando como se ve en el siguiente video, en entretenimiento de última generación, cuyo avance tecnológico, revoluciona absolutamente el mundo.

Ver ” Sky Magic live at Mt.Fuji : Drone Entertainment Show” en YouTube

Ha sido el mismo Tsuyoshi Takashiro quien se ha referido a la frase del escritor y científico Arthur c. Clark como la inspiración de este equipo tecnoartístico para crear este y otros proyectos de diversión con los drones. El equipo define el espectáculo como “una forma revolucionaria de entretenimiento con efectos audiovisuales a través de máquinas voladoras”, y la empresa japonesa responsable de la fabricación de los drones, MicroAd, lleva años desarrollando su proyecto Sky Magic, que consiste en ampliar las posibilidades de un drone, insertándolo dentro del mundo del entretenimiento, como en la filmación de películas donde los drones no sean simplemente cámaras voladoras, sino parte de la historia, e incluso en el uso de de los drones luminosos en celebraciones como la navidad o el año nuevo. Pero esta tecnología no está solamente limitada a estos fines. Los entornos donde un drone es útil son demasiados y conforme pase el tiempo, se irán convirtiendo en parte indispensable de la sociedad hasta que sea impensable no utilizarlos, como sucede ahora con los celulares.

Un drone se define como un vehículo aéreo no tripulado (VANT) que puede ser usado militarmente (como sugiere su origen) o en ámbitos civiles, capaz de volar de manera autónoma o manipulados a distancia. Son muchos los diferentes aparatos antiguos que ahora son vistos como el origen de los drones, pero hay algunos realmente importantes, por ejemplo, el primer artefacto volador no tripulado, fue desarrollado durante la primera guerra mundial en Reino Unido con el objetivo de defenderse de los ataques aéreos de los Zepelines y para funcionar también como una bomba voladora, pero durante la segunda guerra mundial, Alemania perfeccionaría la idea y crearía un pequeño tanque que tendría una novedad bastante importante, ya que era controlado de manera remota y sin la necesidad de ser seguido por una persona u otro aparato, apodado el “Goliath” (llamado en realidad Sonderkraftfahrzeug o vehículo para usos especiales) tenía por objetivo sabotear las bases blindadas y fortificaciones enemigas, aunque también tenía una gran desventaja pues su peso llegaba hasta los 300 kilogramos y esto lo hacía demasiado pesado para misiones donde la agilidad del vehículo se viera comprometida. Posteriormente, después de la guerra fría, se les darían las características de autonomía que los identifica como drones en la actualidad.

Actualmente, existen tantas variedades de drones que entre ellos hay algunos capaces de realizar tareas asombrosas, como la Hover Camera, desarrollada por Zero Robotics, cuya función principal es grabar videos en 4K y tomar fotos panorámicas. Tiene un sistema de reconocimiento facial que permite al aparato seguir al usuario y evita que este deba llevar consigo un GPS o control remoto para ser ubicado, además cuenta con hélices protegidas que evitan accidentes y tan solo 238 gramos de peso, pero su característica más notoria es la cámara frontal de 13 megapixeles que junto al sistema de inteligencia artificial le permite determinar su ubicación y otra cámara inferior que le permite conocer su distancia respecto a la tierra.

Ahora mismo, grandes empresas como Amazon se encuentran probando drones que funcionarán como repartidores instantáneos de los paquetes comprados en su web, pretendiendo ser esta la nueva manera de envío sustituyendo al correo postal. Amazon Prime Air es el nombre del proyecto que establece que en media hora serán entregados paquetes menores a 3 kilogramos, revolucionando el concepto de paquetería. Y no solamente esta empresa se encuentra trabajando en ello, pues el gobierno japonés ha legislado recientemente, en septiembre de 2015, el uso de estos aparatos, permitiéndoles tanto a empresas como a supermercados hacer entregas de paquetes, esperando que para el 2020 la totalidad del servicio de paquetería sea hecho por drones. La NASA incluso ha diseñado un drone capaz de volar sobre la superficie de Marte, y aunque se enfrenta con problemas como una atmósfera mucho más ligera y 38% menos de gravedad, brinda ventajas comparado con los tradicionales exploradores del tipo Rover que habitualmente tienen que evadir caminos obstruidos y enfrentar dificultades para continuar avanzando en los terrenos rocosos marcianos.

Ejemplos hay muchos, pero es más interesante incursionar por uno mismo, pudiendo empezar por comprar uno de esos drones que sirven más para hacer acrobacias y pasar una tarde divertida, que para llevar cargas pesadas. Muchos de ellos ya son vendidos en las tiendas de electrónica, tecnología, y en ocasiones en jugueterías. También se puede comenzar por armarlos desde cero, comprando lo necesario en blogs especializados que exhiben las listas de materiales y el proceso a seguir para hacerlo todo uno mismo, al mismo tiempo que venden los materiales en sus mismas páginas, pero es importante tomar en cuenta que poder culminar un proyecto como este requerirá una buena parte de tiempo y sobre todo de recursos económicos (por la cantidad de electrónica necesaria).

Por el momento, la tecnología de los drones no está tan presente en todos los países, pero seguramente irá tomando fuerza conforme se les vayan asignando más tareas. Lo mejor de la tecnología, es que cada día nos sorprende más, nos proporciona comodidad y sobre todo cataliza el desarrollo de las sociedades, pues al mismo tiempo que puede ofrecer un espectáculo de luz y sonido con drones, también nos ayuda en la exploración de otros planetas o en la entrega de paquetes, comunicando cada vez más sectores de la sociedad que solían estar alejados.

Escrito por Mario Alberto Aguilar Olea.

Canal de Youtube de Sky Magic by MikcroAd y página web de MicroAd
https://www.youtube.com/channel/UC7KD8pQBxw7wfF2NiAsH9-w
https://www.microad.co.jp/en/

Información sobre proyecto de la NASA
http://www.microsiervos.com/archivo/ciencia/drones-helicoptero-en-marte.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *