10 secretos para lograr la consolidación de tu negocio

Las empresas atraviesan múltiples fases durante su crecimiento. Algunas las atraviesan todas, unas cuantas se saltan uno que otro paso y unas pocas crecen aceleradamente.

Pero muchas siguen el siguiente orden (al menos es lo que he aprendido durante estos años inmerso en el mundo del emprendimiento): alguien tiene una idea de negocio (preferiblemente a partir de una necesidad detectada en el mercado); la idea se materializa y se comienza a ofrecer algún tipo de solución o beneficio; se hacen las primeras ventas; se alcanza el punto de equilibrio; y finalmente se expande y crece. Acá, la etapa más importante es alcanzar el punto de equilibrio.

Cada etapa puede tener una duración diferente dependiendo de la dedicación del equipo emprendedor, de la idea, de su conocimiento del mercado, del estado del mercado mismo, y muchas otras variables.

Así que quiero compartirles algunas conclusiones y descubrimientos a los que hemos llegado con el paso del tiempo, tocando conceptos muy interesantes que tal vez puedan allanarle un poco el camino a aquellos emprendedores que están en nuestra misma situación, o realizando apenas sus primeras ventas.

1. Define la propuesta de valor. Nos lo han repetido infinidad de veces en muchísimas convocatorias de emprendimiento, pero no es fácil, aún no logramos concretar del todo la nuestra en Kóndoro. Es algo en lo que pensamos día tras día. Esto se refiere a ¿qué estás solucionando? ¿Cuál es esa problemática, ese dolor que encontraste, y que ahora pretendes solucionar? Entre más específico sea, mejor.

2. Entre más detallado esté identificado tu público objetivo, tu cliente ideal, te será más fácil trabajar. No importa si son solamente 100 personas o empresas. Te vas a enfocar en ellas, vas a exprimir estrategias con ellas, vas a aprender de ellas, y podrás evolucionar en tu negocio. Pero si tienes miles o millones de posibles usuarios o clientes, perderás el foco, y ya no será tan sencillo idear una estrategia de venta, o comercialización. Aprende a decir NO. No todos los clientes son para ti, o aún no es el momento.

3. Debes acostumbrarte a que no puedes tener todo bajo control. De hecho, el estado por defecto de tu emprendimiento será que por mucho que planees y organices, todo tiende al caos. Así que, aprende a vivir con el caos. Solo después de que te consolides, podrás sentir que las cosas marchan mucho más tranquilas (pero nunca lo serán del todo)

4. No te enamores de tu idea. Debes estar preparado para acabarla cuando sea necesario. La vida se va abriendo su camino, nuevas situaciones aparecen, los planes de tu equipo de trabajo cambian, nuevos objetivos aparecen en el panorama, y todo puede verse patas arriba de un día para otro. Tranquilo, ve y toma una siesta y luego decides qué puedes hacer, o piensas en qué alternativas tienes a tu disposición.

5. Recuerda, liquidar una empresa en Colombia es tanto o más complejo que constituirla. Deja esa alternativa como última opción. Si estás cansado, déjala quieta por un tiempo, elimina todos los gastos y costos y que entre en modo vegetativo por un periodo hasta que tu cabeza o la de tu equipo de trabajo esté más despejada.

6. Realiza un acuerdo con tu equipo de trabajo. Un acuerdo donde estipulen quien hace qué, cuándo, dónde y qué van a recibir a cambio. Un acuerdo donde diga qué pasa si no cumplen, o si se van. Y aprendan a diferenciar los negocios de la amistad.

7. No todos los miembros del equipo de trabajo deben meterle las mismas ganas a la idea, ni la misma dedicación de tiempo, esfuerzo, dinero y energía, pero entonces que eso quede claro, desde el principio, escrito si es posible, siendo cada uno consciente de lo que puede esperar y pedir al otro.

8. Está bien trabajar en otras cosas al mismo tiempo que en tu emprendimiento. Así podrás avanzar también en tu carrera profesional, podrás ganar experiencia, aprender de otros campos y conseguir dinero que quizás después podrás invertir en tu empresa.

9. Antes de delegar, aprender a hacer bien lo que estás delegando. Eso asegura que la persona que está invirtiendo tiempo y energía en esa actividad, la lleve a buen término.

10. Al principio, reduce al máximo los gastos y costos de tu operación. Esto implica que tú y te equipo tendrán que hacer prácticamente todas las cosas. Pero es importante, porque eso les permitirá reinvertir en la empresa lo que vayan ganando, en lugar de gastarlo en pagarle a otros.

Estos consejos, tips, como desees llamarlos, han surgido de nuestra experiencia durante la creación y crecimiento de Kóndoro, es decir, de nuestros últimos 6 años en el campo del emprendimiento y en el mercado de la impresión 3D. Somos aún una empresa muy pequeña, pero con grandes sueños, y cada día más estable, y con mucha experiencia. Quizás tengas una opinión similar de todo lo que has leído, o quizás no, pero lo importante es que tengas en cuenta estas reflexiones para cuando llegues a experimentar una situación similar.

Si tienes dudas, preguntas o comentarios adicionales, recuerda que puedes escribirnos. Somos una empresa cercana a las personas, nos gusta escucharlas y aprender de ellas.

Kóndoro: imagínalo, nosotros lo fabricamos.

READ MORE

Kóndoro en Patreon

En Kóndoro tenemos un sueño: tener la primera granja de impresión 3D de Colombia.

Con esta granja generaremos nuevas alternativas de trabajo y desarrollo de sueños  para jóvenes, adultos, personas con diversidad funcional, en fin, cualquier persona que quiera aprender, desarrollarse y mejorar constantemente. De esta forma estableceremos una nueva visión del uso de las tecnologías para Colombia y por qué no, el mundo entero.

Nuestro recorrido, como cualquier emprendimiento y sueño, ha tenido obstáculos, pero al mismo tiempo hemos encontrado muchas personas que confían en nuestro trabajo y han dado su tiempo, esfuerzo y hasta recursos económicos con el objetivo de que la empresa crezca día a día. Estas personas han participado de múltiples formas, apoyándonos en la logística de eventos, transportándonos de un sitio a otro, ayudándonos con publicidad en redes sociales, referenciándonos con otros clientes, trasnochando con nosotros mientras terminábamos un proyecto, soportando nuestros malos ratos, y festejando también nuestras victorias. A todas ellos les agradecemos de corazón puesto que nos han llevado a dónde estamos y gracias a ellos, nuestro proyecto está siendo una realidad.

En Kóndoro nos estamos expandiendo gracias a todos estos aprendizajes y colaboraciones. Ahora, para consolidar nuestro proyecto de granja de impresión 3D queremos que participes con nosotros a través de Patreon, una plataforma web en donde ofrecemos diferentes planes de suscripción mensual a nuestros servicios de impresión 3D, tienda en línea, talleres y BabyScult. Con tu aporte, además de recibir descuentos en estos servicios, también nos permites mantener nuestras operaciones y además seguir con el desarrollo de nuevas impresoras, lo cual a su vez nos permitirá ofrecer nuevos y mejores servicios a ustedes, nuestra comunidad y nuestros clientes.

Entre los planes que tenemos actualmente y que podremos seguir desarrollando gracias a su apoyo están:

  • Desarrollo de nuevas impresoras 3D tipo FDM: impresoras con doble extrusor, o monitoreadas remotamente
  • Consolidación de nuestra granja de impresoras: tener una infraestructura adecuada para responder rápidamente y con excelente calidad a cada vez mayores pedidos
  • Nuevas tecnologías de impresión: estamos en proceso de desarrollo de la Kóndoro SLA/DLP, una impresora que imprime con resina líquida que se solidifica.
  • Finalmente, incursionar en nuevos campos de la tecnología relacionados con la impresión 3D  y la fabricación digital.

Esperamos seas parte de esta revolución tecnológica en Colombia, te esperamos. Gracias a todos los que creen en nosotros

Kóndoro, imagínalo, nosotros lo fabricamos.

READ MORE

¿Conoces el Maker Móvil?

El Maker Móvil es un laboratorio itinerante que permite llevar a cabo procesos de co-creación en el cual se puede hacer “casi” cualquier cosa a partir del uso de tecnologías de corte láser e impresión 3D. Es una gran herramienta para las instituciones educativas, pues enmarca la enseñanza de las ciencias, la tecnología, la ingeniería, las artes y las matemáticas, es decir, promueve la metodología STEAM en la formación primaria y secundaria, lo cual contribuye al desarrollo de las competencias del siglo XXI.

¿Para quienes está dirigido?

El Maker Móvil está destinado a personas de todas las edades y cualquier tipo y nivel de formación. A través de él se puede aprender sobre civilizaciones antiguas fabricando su legado arquitectónico -como pirámides, coliseos, murallas, castillos o puentes-, sobre biología -imprimiendo modelos de células, moléculas y átomos-, y sobre cualquier otro aspecto de la realidad. También se pueden fabricar creaciones propias como juguetes, instrumentos musicales y objetos mágicos utilizando la creatividad e inventiva de los participantes, y motivándolos a que tomen riesgos, se equivoquen y aprendan de su propia experiencia.

¿Cómo funciona?

Las sesiones de trabajo pueden personalizarse en tiempo y lugar de acuerdo a los requerimientos de la institución educativa, y pueden articularse además con los planes de estudio o trabajo que se tengan previamente estipulados. Igualmente, el número de participantes en las sesiones puede variar dependiendo de los temas que se vayan a trabajar. Generalmente son grupos de 10 personas desde los 5 años de edad en adelante, con sesiones de trabajo de 5 horas, periodo en el cual fabrican su primera pieza en corte láser y en impresión 3D, bajo una temática general que enmarca todas las actividades que se realicen.

El Maker Móvil genera interés en la ciencia y tecnología tanto en estudiantes como en profesores por medio del uso y enseñanza del diseño y la fabricación digital, usando diferentes software para impresoras 3D y cortadoras láser. Ambos tipos de tecnología usan procesos de fabricación complementarios, pues las cortadoras láser sustraen material para conseguir el diseño deseado, mientras que las impresoras 3D adicionan material hasta fabricar la pieza diseñada.

Massa y Kóndoro son los autores de esta propuesta educativa bajo una metodología innovadora. Si estás interesado en conocer más acerca del Maker Móvil o deseas llevarlo a tu empresa o institución educativa, no dudes en contactarnos a través de cualquiera de nuestros medios.

Kóndoro: imagínalo, nosotros lo fabricamos.

READ MORE

Algunos consejos para emprendedores

Lo que les voy a contar a continuación no son verdades absolutas, no son leyes de la naturaleza; son únicamente las conclusiones que he sacado de mi aún corta experiencia (para agosto de 2015) en el mundo del emprendimiento. Creo que los consejos no existen, no ha existido un hombre lo suficientemente viejo como para que pueda darlos (¿quién dijo esta frase?, no fui yo); lo que existe son patrones, situaciones comunes, decisiones idénticas. Muchas personas pensamos igual, recorremos caminos similares, y metemos la pata de la misma manera, simplemente porque todos somos humanos.

Emprender no se refiere únicamente a crear una empresa, sino que hace referencia a iniciar un proyecto, ejecutarlo, continuarlo, y tal vez nunca terminarlo (las mejores empresas nunca cierran). Eso significa que un emprendedor puede ser aquel que quiere, a como dé lugar, estudiar un posgrado en la universidad de sus sueños; o puede serlo aquel que quiere comprarse el auto que ha deseado por siempre; o aquel que tiene el sueño loco de llegar al espacio. Emprender es iniciar con pasión, y terminar con perseverancia.

Algunos síntomas que te pueden indicar que tienes espíritu emprendedor son: sientes que las cosas se podrían hacer mejor, tú sabes como, pero no tienes el espacio donde exponerlas ni la persona que pueda escucharte; estás pensando todo el tiempo en tu idea; te levantas en las mañanas con ganas de hacer más por alcanzar tu meta; todo lo que ves, lees, escuchas, tocas y comes lo relacionas con tu idea, y hasta piensas en cómo se podría incluir en lo que quieres hacer. Si sufres de todos estos síntomas, o de alguno/s de ellos, es posible que tu diagnóstico sea: emprendedor.

Ahora, debes ser paciente. Por mucho que madrugues, no amanecerá más temprano; ni tampoco una golondrina hace primavera. Las cosas llegan a su tiempo, y debes estar preparado para cuando lleguen. Puedes recibir 1 millón de dólares, pero si aún no tienes clara tu idea, ni como ejecutarla, no sabrás que hacer con el dinero, o a lo mejor lo malgastarás.

Debes soñar en grande, tal vez le pegues al palo en la punta, y sino, le pegarás muy cerca. Debes encontrar un buen grupo de compañeros, que se convertirán en tus socios, que tengan intereses iguales o muy similares a los tuyos, que tengan aptitudes adecuadas para lo que quieren hacer, y además debes experimentar con ellos todo tipo de situaciones antes de tomarse en serio lo la empresa; pasar por buenos y malos ratos, desesperarse, molestarse, pelearse por plata, por tiempo, etc.

Si sobreviven todo eso, entonces estarán más preparados para iniciar la travesía del emprendimiento. Además, hablen entre ustedes sobre el futuro de la empresa, y sobre el futuro personal de cada uno; tengan claros los sueños de cada quien, vean la manera de poder cumplirlos al mismo tiempo que continúan en la empresa, tengan claro que crear empresa siendo joven tiene sus ventajas y desventajas.

Ventajas: aún no tienen tantas responsabilidades, como familia, gastos domésticos (en la mayoría de los casos), y por tanto pueden apoyarse económicamente durante un tiempo en la familia; por otro lado, la principal desventaja es que la vida da muchas vueltas, y todavía el futuro es borroso para alguien joven, pueden surgir muchas oportunidades, suceder muchas cosas, y la permanencia en la empresa puede verse afectada.

Hacer una reunión semanal con tu grupo de trabajo es una buena idea, pues se ponen al tanto de lo que se ha hecho, lo que se debe hacer, lo que falló, en lo que se tuvo éxito, y quién se va a encargar de qué para la siguiente semana. El rol y la función de cada uno en la organización es uno de los parámetros más difíciles de definir, porque al inicio todos quieren hacer todo, pero así no funciona. Todos deben estar informados de todo, más no hacer de todo. Deben además establecer un canal de comunicación que les permita contactarse a todos, de manera rápida y efectiva. Nosotros por ejemplo usamos facebook, creamos un grupo secreto donde publicamos la gran mayoría de asuntos relacionados con la empresa, y además usamos el chat, email, whatsapp y hasta skype.

Debes (o mejor, deben) aprender sobre gerencia, administración, manejo de personal, contabilidad, leyes, impuestos, etc. Deben conocerse al dedillo su negocio, ir a eventos, ferias, reuniones, meetups, mostrarse, repartir tarjetas, ofrecer sus servicios a amigos, familiares, conocidos. Deben usar Internet y las redes sociales, pues son sus primeras herramientas para hacer publicidad fácil y gratis.

Al principio serán toderos, y no hay que tenerlo miedo a eso, porque es la única manera de aprender a manejar su empresa. Serán la mano de obra, los gerentes, contadores, publicistas, webmasters, mensajeros, secretarios, etc. Con el tiempo, pueden ir buscando personas, de su mismo nivel preferiblemente (es decir, que estén apenas comenzando su proyecto de vida, como compañeros de la universidad, recién egresados, o tal vez algún familiar con mucho tiempo libre y algunos buenos conocimientos) que les ayuden con esas tareas extra, como llevar la contabilidad, estar pendientes de los pagos en la DIAN, hacer buena publicidad, organizar el sitio web, y todo lo que se quieran imaginar.

De esta manera, se podrán dedicar únicamente a su producto o servicio como tal, acelerando el proceso de desarrollo o perfeccionamiento del mismo. Lo del mismo nivel es por aquello del pago; si encuentran a alguien con mucha experiencia puede que les ayude, como puede que les cobre mucho por algo simple y se aproveche de su inexperticia, o que ni les pare bolas porque tiene asuntos más importantes para él.

Tengan en cuenta que las primeras ventas son muy importantes, porque:

  1. Comienzan a generar una reputación
  2. Aunque les permiten validar algunos supuestos de su modelo de negocio, aún no les asegura que éste sea escalable, es decir, que puedan vender por montones. Tal vez el problema que solucionan lo tenía únicamente esa persona (raro, pero puede pasar)
  3. Traten bien a esos primeros clientes, pues ellos son los conejillos de indias de su empresa, los que les ayudan a ajustar su modelo de negocio, les enseñan cómo trabajar contra el tiempo, cómo superar dificultades de último momento, y un sin fin de situaciones más. No les cobren duro, déjenlos felices, y verán que continuarán con ustedes durante mucho tiempo. Además, un cliente es aquel que compra por segunda vez; los que compran por primera vez (no sé qué nombre darles, escucho sugerencias) apenas están experimentando. Si compran una segunda vez, es porque les gustó el servicio o producto.

Tengan la calidad siempre como referente, y sean sinceros con sus clientes, díganles las cosas rápido, claro, y desde el principio. Sean más asesores que vendedores, no vendan por vender, sino que de verdad interésense por el cliente de manera real, queriendo solucionar sus problemas; si no los pueden resolver, digan la verdad y no se comprometan; el cliente puede apreciar mucho eso, y si le dicen además dónde y cómo pueden solucionar su problema, se anotan un punto más. Busquen generar una comunidad más que una clientela; preséntense al cliente como una persona, no como una empresa que habla a través de un sitio web, un chat, un email, o facebook. Sean cercanos a las personas, sean cálidos. Recuerden, todo CLIENTE tiene un PROBLEMA, y todo PROBLEMA tiene una SOLUCIÓN. Sin embargo, no toda SOLUCIÓN resuelve un problema, ni todo PROBLEMA pertenece a un CLIENTE.

Sean cuidadosos con lo que ofrecen, sean conscientes de sus capacidades de producción, porque así como se puede fracasar por falta de clientes, también se puede hacerlo por exceso de ellos, “morir de éxito”. Y si esto tan temible sucede, fracasar, es decir, que nadie les compre (y tal vez tengan muchas deudas y hayan invertido mucho dinero), no se sientan mal (tanto), pues ahora tienen más experiencia que antes para hacer las cosas bien. Así que, a volver a comenzar, con una nueva idea, con una similar, o con la misma, pero presentándola de otra manera. Porque una vez te ha picado el mosquito del emprendimiento, es prácticamente imposible curarse, y siempre rondarán en la cabeza ideas que uno quiere hacer realidad, que le gustan, a las cuales les quiere dedicar tiempo, y de las cuales quiere vivir.

No se sientan presionados por el tiempo, no se comparen (tanto) con sus competidores, hagan las cosas a su manera y a su ritmo, pues esa es una de las ventajas de ser emprendedor, que nadie lo está acosando a uno, ni le dice cómo hacer las cosas, sino que uno puede experimentar, demorarse todo lo que quiera, cambiar, triunfar y fracasar, pero sabiendo que hizo todo lo que podía, y con la ventaja de que ya sabe cómo no hacerlo. Prepárense lo mejor posible para entrar al mercado, no importa si alguien más está ofreciendo algo igual o similar, si lo hizo mucho antes que ustedes, busquen y definan claramente su propuesta de valor, y explíquenla claramente. Los videos y las imágenes son excelentes herramientas, es necesario aprender a usarlas.

No está mal conseguirse un trabajo de medio tiempo, o trabajos ocasionales, si es que la situación lo demanda, y se necesitan fondos para vivir y para invertirle a la empresa, pero se debe tener cuidado con sentirse absorbido por el otro trabajo y no dedicarle tiempo a la empresa de uno. Es necesario encontrar un balance.

Si quieres aprender más sobre emprendimiento, busca en internet o en librerías, hay infinidad de libros, películas, artículos, autores, temas: Lean Startup, Peter Drucker, Steve Jobs (como raro), Print the Legend, Alexander Osterwalder, Eric Ries, Steve Blank, etc. Todo este material no te da respuestas, sino que te da herramientas para enfrentar tus propios problemas; a lo mejor alguna situación tuya se parezca a la de ellos, así que puedes evitar algunas metidas de pata.

Para terminar, sólo te digo: disfruta del momento, pues el tiempo se pasa rápido. ¡A disfrutar el show!, y que la fuerza nos acompañe.

READ MORE

Eso de ser Maker ¿Qué es?

Eso de ser Maker o hacedor en nuestro idioma, ¿qué es?

Pienso que estamos retomando tradiciones perdidas y olvidadas usando la tecnología de hoy en día. Es decir, al entrar al mundo Maker estamos volviendo a nuestro pasado, estamos recobrando parte de la humanidad que habíamos perdido.

A los hacedores (Maker) les gusta hacer su ropa, sus juguetes, su comida, sus muebles, de pronto su bicicleta y hasta su carro. Les gusta experimentar con lo que conocen y con lo que no; aprenden de otros sin importar si tienen 50 años más o menos que otra persona, o si tienen uno o dos doctorados de diferencia.

Vivir como hacedor es el sueño de muchos, incluido el mio. Los hacedores son personas que no han dejado morir la emoción que se siente al descubrir algo nuevo y desconocido, ese vacío que se siente en el estómago propio de la infancia cuando se quiere probar algo nuevo.

Ser hacedor no está directamente relacionado con la tecnología, ésta es solo una parte del “movimiento”. Y digo “movimiento”, entre comillas, porque las personas hablan de él como si fuera algo nuevo, propio del siglo XXI, de la era del internet y de la computación cuántica. Pero en realidad no lo es para mi. Este “movimiento” no es más que el descubrimiento de una gran capacidad perdida hace ya mucho tiempo: el ser autosuficientes. Eso es ser “Maker”, mejor llamémoslo hacedor.

Ser hacedores es darnos cuenta que podemos vivir y aprender, experimentar y descubrir haciendo y fabricando los objetos que necesitamos. Tengo 23 años y estimo que hace alrededor de dos o tres generaciones se comenzó a ver el fenómeno denominado consumismo que actualmente es la base de nuestro sistema económico.

El consumismo

Nuestras necesidades se resumen en comprar y es tal la necesidad que se nos ha creado, que en ocasiones lo único que queremos es gastar. ¿Necesitas una mesa? Ve al supermercado y la compras; ¿necesitas transportarte? Te compras un auto. No importa que las calles tengan enormes agujeros, ni que hayan otros 100 000 autos colapsando la ciudad, ni que te tengas que endeudar por 5 años y por tanto debas trabajar día, noche y fines de semana en lo que sea para poder pagar tu coche.

Todo se reduce a comprar: inviertes dinero y a cambio recibes comodidad, placer, seguridad y diversión casi que instantáneamente y dices “ah que bien, cambio dinero por todo esto y ahorro tiempo”. Es solo una ilusión. Tu dinero resume horas y horas de tu vida y de la de los demás.

Algunas personas caen en cuenta de eso y se preguntan si vale la pena seguir el juego. Muchas, sabiendo lo que hacen dicen “si, continúo”. Otras pocas, comienzan a cambiar su mentalidad, sus actos y hábitos. Ellos aprendieron que no es necesario invertir dinero y que a final de cuentas también es tiempo, tiempo la mayoría de las veces invertido en algo no gratificante para conseguir lo que quieren. Ellos por el contrario le dieron la vuelta a la moneda, invirtieron el ciclo y gastan directamente su tiempo y esfuerzo en alcanzar lo que desean, hacen lo que les gusta, exploran, aprenden, comparten y también ahorran algo de dinero.

Ser maker

Esto de ser hacedor no se aplica a todas las necesidades. No se tiene que ser apasionado por todo y por tanto hacer desde los zapatos hasta el sistema eléctrico de la casa. Hay quienes decoran su apartamento, crean su máquina hacedora de cocteles o hacen sus aplicaciones móviles. Pero el que pinta sus propios cuadros no tiene por qué armar su computador y especialmente si no es una de sus pasiones. El ser hacedor tiene muy en cuenta las pasiones, aficiones y pasatiempos. Para conocer eso se necesita un gran conocimiento propio, tiempo, reflexión, compromiso y hacer las cosas sin presión o afán, simplemente hacerlas nada más.

Debemos conocernos a nosotros mismos, explorar temas, ámbitos y espacios para ello. Saber lo que nos gusta, conocer hacia dónde vamos y actuar según nuestra voluntad, no de acuerdo a lo establecido por el sistema. Ser hacedor es un tanto idealista y tú determinas hasta que punto lo vuelves realidad.

Autor: Camilo Andrés Hurtado Erasso
camihurs.blogspot.com
Kóndoro Labs. Tecnologías 3D

READ MORE
WhatsApp chat