La impresión 3D no es una tecnología del futuro. Ya está en nuestras vidas y al alcance de cualquier persona. Sí, de cualquiera. No tenemos que ser científicos, ingenieros, genios o millonarios, ni tampoco acudir a países desarrollados o a grandes empresas para poder tener una impresora 3D, para escanear un objeto y luego fabricarlo, o para imprimir algún archivo que encontremos en internet, sino que ya existen varias empresas en Colombia que ofrecen estos servicios. La impresión 3D es una tecnología que viene vislumbrándose e imaginándose desde la década de los 50s del siglo XX, que apareció de manera industrial en la década de los 80s, y que llegó al público en general en la década de los 2000s. El término agrupa un conjunto de tecnologías de fabricación, las cuales tienen en común algunas características, como por ejemplo que las piezas se fabrican capa por capa, como cuando se construye un edificio en el que se hace un piso tras otro.

La impresión 3D y sus aplicaciones

Estas tecnologías usan materia prima en diferentes presentaciones, como por ejemplo resinas líquidas, polvo o filamentos, y a su vez estos insumos pueden ser plásticos, cerámicos, metálicos o incluso biológicos. Es decir, se pueden fabricar piezas plásticas para regalos corporativos, piezas en cerámica para hacer jarrones, partes metálicas para máquinas, comida o incluso réplicas de tejidos u órganos. Claro, el desarrollo y alcance de cada una de estas aplicaciones es diferente, y en algunos países se encuentran más desarrollados que en otros.

¿Cómo puedes usar la impresión 3D?

Puedes partir de un plano, una foto, una imagen o un archivo 3D. Ya existen muchas páginas de internet en donde simplemente escribes el término que te interesa y aparecen decenas de opciones de archivos, muchos gratuitos, listos para descargar e imprimir. Si no encuentras el archivo que quieres imprimir, puedes modelarlo tú mismo. Existen software en línea o de escritorio, gratuitos y muy sencillos de usar, con los cuales cualquier persona, con tan solo un computador y conexión a internet, puede iniciarse en el mundo del modelado 3D. Software como por ejemplo Fusion 360 o TinkerCAD. Además, existen cientos de horas de video y docenas de blogs enseñando cómo usarlos.

Una vez tienes tu archivo 3D, el siguiente paso es imprimirlo. Si no cuentas con una impresora 3D, la opción más sencilla es contactar a una empresa que ofrezca el servicio. Si eres un poco más curioso, tienes algo más de tiempo, dinero y dedicación, también hay suficiente material en internet como para que armes tu impresora 3D desde cero, o puedes optar por una alternativa intermedia, que es comprar un kit listo para armar.

Kóndoro: tecnologías 3D

Kóndoro es una empresa que nació en el año 2014 ofreciendo servicios y productos relacionados con las tecnologías 3D. Actualmente, ofrecemos tres tecnologías de impresión 3D: FDM (impresión con filamento) para piezas de gran resistencia y fabricación en masa; DLP (impresión con resina líquida) para piezas de diseño, más pequeñas y con más detalle; y SLS (impresión con polvo) para piezas en extremo detalladas y a color, aunque mucho más delicadas. También ofrecemos servicios de modelado 3D mecánico (partes para máquinas o maquetas) y orgánico (rostros, animales, personas) a partir de imágenes, fotos, planos o la pieza física, usando técnicas manuales o escaneo 3D; y finalmente también ofrecemos servicios de animación 3D.

Desde hace algunos años venimos trabajando en alianza con la Fundación Materialización 3D, quienes usan la impresión 3D para capacitar a personas con algún tipo de diversidad funcional física, y nuestras oficinas se encuentran en el espacio Cultural Casa Quemada, un

entorno de creación en donde se reúnen empresas relacionados con el arte, la cultura y la tecnología.

kondorolabs@kondoro.com Facebook: https://www.facebook.com/Kondorolabs Instagram: https://www.instagram.com/kondorolabs/?hl=en

Youtube: https://www.youtube.com/c/KondoroChannel/videos