Kóndoro

  • +57 316 799 9765
  • kondorolabs@kondoro.com
  • Lunes a Viernes: 9:00 AM - 4:30 PM

¿Cómo imprimimos en 3D grandes cantidades de piezas?

Un pedido de 100 piezas de repuesto para una máquina de la industrial textil
Un pedido de 100 piezas de repuesto para una máquina de la industrial textil

En Kóndoro nos previsualizamos como la primera granja de impresión 3D del país. Por tanto, trabajamos constantemente para tener una mayor y más rápida capacidad de respuesta a grandes cantidades de piezas.

Situación

Hace poco nos hicieron un pedido de 170 piezas. Esto corresponde a un pedido más grande de lo que acostumbramos a hacer, así que se presentaba como un reto. Sobre todo porque además el cliente nos exigía una entrega diaria: de 6 unidades inicialmente, y posteriormente 9.

El tiempo de impresión de cada pieza no era mucho, unas dos horas con veinte minutos -hacemos impresiones de 10, 20, 30 o más horas con las máquinas fabricadas por nosotros-, pero el hecho de que fuera un lote tan grande y tuviéramos que hacer entregas diarias complicaba la situación. 

¿Qué hicimos en primer lugar?

Lo primero que hacemos al recibir un pedido de estas características es calcular nuestra capacidad de respuesta si es suficiente para la entrega estipulada.

En este caso, entregar 9 unidades diarias representaba 21 horas de impresión, sin contar tiempos muertos de cambio de vidrio para las bases de las impresoras -nuestras impresoras usan vidrio sobre el cual se imprime la pieza-, cambio de filamento o posibles piezas fallidas. Teniendo en cuenta estos factores, podríamos requerir de unas 23 horas para la impresión de las 9 unidades. 

¿Y listo?

Sin embargo, acá no terminaba el trabajo. Las piezas podían imprimirse con soportes o por partes. Hicimos pruebas de ambos métodos y al cliente le gustaron más en una sola pieza, es decir, usando soportes. Esto implicaba que, luego de imprimir la pieza, debíamos dedicar tiempo a tres procesos de postimpresión adicionales: remoción de soportes, lijado y pintado, pues el cliente deseaba las piezas en color negro. Aunque teníamos filamento negro, no teníamos suficiente para colocar en todas las impresoras que debíamos usar, por el cual imprimiríamos en cualquier color y luego pintaríamos con aerosol, lijaríamos, volveríamos a pintar, y finalmente aplicaríamos laca transparente mate. 

Estos tres procesos de postimpresión para cada pieza representa 30 minutos adicionales, sumaban unas 4.5 horas al tiempo de fabricación de las 9 unidades diarias. Por tanto, el tiempo total de fabricación de estas 9 unidades ascendía a 27.5 horas. 

No podíamos dedicar todas nuestras impresoras a este pedido pues teníamos otros pedidos en curso y además te estar preparados en caso de otros clientes. Así que decidimos usar 4 de nuestras impresoras para la fabricación de este lote. En tres de ellas podríamos fabricar 6 unidades en aproximadamente 5 horas, y en la cuarta podríamos imprimir las 3 unidades restantes en 7.5 horas. Es decir, fabricaríamos las 9 unidades en prácticamente la jornada completa de trabajo. Nos quedaba un poco de tiempo para ir removiendo soportes, lijar y pintar, pero estaríamos sobre el tiempo si planeábamos enviar ese mismo día las piezas al cliente a través de algún servicio de mensajería inmediato como Rappi o Mensajeros Urbanos.

Previendo esta situación decidimos comenzar a fabricar las piezas con dos días de anticipación al primer día de entrega. De esta manera podíamos dedicar un día entero a fabricar incluso más de 9 unidades -dejando las impresoras funcionando durante la noche-, al día siguiente realizar los procesos de postimpresión a estas 9 unidades, y de una vez comenzar la impresión correspondiente al lote del segundo día de entrega. 

Resultado

De esta manera logramos entregar puntualmente 170 unidades durante aproximadamente cuatro semanas, haciendo entregas de 6 unidades diarias al principio, y 9 unidades diarias al final. 

¿Problemas?

¿Que si surgieron problemas? Un montón. En una ocasión hubo una falla eléctrica en la zona, y aunque nuestras impresoras tienen respaldo por UPS, estuvimos sin suministro eléctrico durante un día, lo cual nos atrasó en la producción preestablecida. Este contratiempo lo solucionamos imprimiendo durante un par de fines de semana. En otra ocasión no encontrábamos las lacas color negro mate y el transparente mate que usábamos para dar el acabado artístico, pues ya habíamos acabado el inventario en la ferretería más cercana, así que invertimos un par de horas buscando otro lugar donde conseguir estos elementos. De lo contrario las piezas quedarían con una apariencia diferente.  

¿Qué otros aspectos debíamos mantener bajo supervisión? Era necesario estar atentos a la cantidad de filamento restante -gastamos alrededor de 5 kilogramos- para no tener que parar la producción mientras solicitábamos más material, o para que una pieza no fallara debido a que se acabara el filamento. Debíamos estar pendientes de la cantidad de laca restante -gastamos unos 10 aerosoles negros y unos 5 transparentes- para no perder tiempo mientras íbamos a buscar latas nuevas. Y debíamos supervisar el mantenimiento de las impresoras -para evitar al máximo la cantidad de piezas fallidas. Al final únicamente tuvimos unas 10 piezas con problemas.

Esta experiencia nos permitió afianzar nuestra experiencia con la fabricación de grandes cantidades de piezas, y además nos permitió prepararnos mejor para futuros pedidos, detectando algunos problemas de logística y producción. Siempre estamos fabricando más y mejores impresoras 3D para nuestra granja, de tal forma que podamos tener una mayor y más rápida capacidad de respuesta. 

Porque apuntamos a ser la primera, mejor y más grande granja de impresoras 3D de Colombia. Porque queremos impulsar la tecnología de nuestro país.

Kóndoro, imagínalo, nosotros lo fabricamos.

Recuerda que todos los precios que te damos ya tienen IVA incluido. Descartar

WhatsApp chat