Equipo de Trabajo

 

 

Jesús Gomez 

Soy de Santa Marta, aunque no me gusta de a mucho el vallenato ni el coco. Tengo formación como ingeniero en mecatrónica, y me gustan las máquinas, la industria y la programación. Al parecer soy el que menos habla del grupo, pero soy bueno ejecutando los planes que realizan mis compañeros. Pienso mucho en mis ideas, las pulo, y sólo las expongo cuando estoy muy seguro de ellas.
Me gusta el anime, los videojuegos y la lectura. Dentro del equipo soy el que siempre está proponiendo nuevas ideas, mejoras para los productos, experimentación y construcción de nuevos dispositivos. Soy muy manual, y me gusta el arte, el diseño, y la forma como estos pueden relacionarse con técnicas de fabricación personal, como la impresión 3D, el corte por láser de acrílico y madera, y toda clase de ideas disparatadas.

Me gusta aprovechar al máximo el tiempo, aunque comprendo que hay un momento para todo. Incluso hasta me gustaría a veces no dormir para poder trabajar en las noches, pero ya he comprendido que es necesario hacerlo. Me gusta la tecnología, y las infinitas posibilidades que ofrece para mejorar la sociedad y sobre todo, la educación. Me gusta estudiar y aplicar lo aprendido.

Con Kóndoro, no quiero únicamente desarrollar la impresión 3D, sino muchos otros campos de la tecnología que me llaman la atención, y que estoy seguro que se pueden impulsar en nuestro país.

 

Camilo Hurtado

Dentro del grupo de trabajo siempre me he visto, y creo que los demás también me consideran, como el que tiene la visión del equipo y de la empresa. Me gusta pensar en grande, tener sueños que podrían parecer imposibles y esforzarme para que se conviertan en realidad. Considero que todos los miembros del equipo somos líderes en algo, y que debemos aprender también a ser liderados por alguien más.

Me gusta descubrir potencialidades en las personas, y permitir que las desarrollen al máximo cuando se trabaja en grupo. En cuanto a mi formación académica, realicé mi pregrado como ingeniero en mecatrónica, y pronto terminaré la ingeniería en telecomunicaciones. Deseo seguir con estudios de posgrado relacionados con la gerencia, la inteligencia artificial y la robótica, pues me interesa la forma como las personas aprehenden el conocimiento y cómo se podría llevar esto a los robots. Mi objetivo académico: ser proffesor,como en Alemania. Me gustan los proyectos, pero me gusta más poner en práctica las cosas y dejar a un lado tantos planes y teoría. Considero que he recibido ya muchos años de formación intelectual y es hora de ponerlo en práctica. No soy el mejor construyendo cosas, pero por eso cuento con excelentes compañeros que sí lo son llevando a la realidad toda esa teoría, ecuaciones y diseños que toca estudiar a veces sin razón alguna en la universidad. Siempre he practicado algún deporte en todas las etapas de mi vida, pasando por el fútbol, el tenis, la natación, y actualmente practico karate.

La literatura me apasiona, tanto leer como escribir, y hasta me inscribí a estudiar literatura antes de iniciar con la ingeniería en mecatrónica. La música nunca puede hacer falta en mi vida, creo que 16 de las 24 horas me las paso escuchando música, y de vez en cuando sueño con ser un Bach en el piano, y un Walter Giardino en la guitarra. Cuando tengo algo de tiempo libre me gusta creerme un Picasso, y algunas muestras de ello están pegadas en la pared de mi cuarto. Muchos creen que soy muy inteligente, pero en realidad el secreto está en la disciplina. Soy bastante callado y muchos creen que soy amargado o de mal genio, lo que ellos no entienden es que para ser feliz no hay que sonreir todo el tiempo. No me gustan las personas que hablan demasiado, ni aquellos que a todo se comprometen, que dicen que todo es fácil o que todo lo saben. Me gusta analizar las situaciones y las personas, y estoy absolutamente seguro que no importa lo qué se dice, sino cómo se dice.

Con Kóndoro, mi objetivo es aportar algo al mundo, que sea mejor el día que yo deje de existir, y sobre todo que mi país cambie y represente un verdadero lugar para que las personas vivan, no que sobrevivan. Sabemos que la ciencia y la tecnología son el camino para ello, y por eso iniciamos este largo viaje.

 

Sebastian Castro

Tengo formación como ingeniero en telecomunicaciones, aunque también me gusta mucho cacharrear y meterle la mano a los aparatos. Inicié con la impresión 3D por medio de mi trabajo de grado, en donde desarrollé la comunicación entre la impresora 3D y una red ethernet.

Dentro del equipo, me ocupo de los aspectos administrativos y de desarrollo, pues se me da facilidad para ello. Me gusta salir a trotar, leer y tener grandes sueños para poder cumplirlos poco a poco. Creo que en nuestro país existe el potencial para desarrollar tecnología, y aunque a veces se encuentran muchos obstáculos en el camino, veo que nuestro país está mejorando constantemente, y quiero contribuir a ello.

Me gusta estudiar, así que siempre estoy atento a certificaciones o posibles posgrados de mi interés, a la par que cumplo mis labores dentro de la empresa. Hacer parte de este equipo ha sido toda una aventura, y me ha permitido conocer espacios, personas e incluso capacidades que no sabía que podía desarrollar.