Hisilicon K3

Alturas de Capa en Impresión 3D

Otro de los parámetros fundamentales al momento de hacer una impresión 3D es la resolución, también llamada altura de capa o calidad de impresión. Este término, también conocido como layer heigh, determina el grosor de las capas horizontales que van a conformar la pieza.

Dependiendo de la impresora 3D y de la técnica usada, se pueden obtener alturas de capa desde 0.01 mm (10 micrómetros, micras o micrones) hasta 1 mm o más. Entre más resolución tenga la pieza, es decir, entre más pequeña sea la altura de capa, mejor acabado superficial tendrá, pues las capas se notarán menos y la textura de la pieza será más lisa.

Altura de capa

Pero no siempre es buena idea imprimir a la máxima resolución, pues también entre más pequeña es la altura de capa, más se tarda la impresión en realizarse, y por tanto es mayor el precio de la pieza. Por lo general, piezas impresas a 0.2 mm o 0.3 mm de altura de capa quedan con un buen acabado, ofreciendo un buen balance entre calidad, tiempo y precio.

Hisilicon K3

Una altura de capa de 0.4 mm se puede utilizar para piezas mecánicas que no requieren una excelente calidad en su textura (aunque a simple vista se ven bien), lo cual permite ahorrar tiempo de impresión.

Las alturas de capa grandes, de más de 0.4 (de 1 mm o más) son utilizadas por impresoras gigantes (como la Gigabot), que tienen volúmenes de impresión de 60 cm x 60 cmx 60 cm -o similares- y que por tanto están diseñadas para imprimir piezas grandes o piezas en serie. En cualquiera de los dos casos, se da por sentado que la textura en estas piezas no es de gran importancia, ya sea porque las piezas se van a observar a una gran distancia o van a hacer parte de un todo inmenso y por tanto no se notará tanto la textura, como porque la calidad superficial en piezas fabricadas en serie no es relevante.

Hisilicon K3