30 Tips para imprimir en 3D

¡Hola compañeros makers! En este artículo vamos a hablar sobre algunos tips y consejos acerca de la impresión 3D que hemos aprendido con el transcurrir del tiempo, con muchas pruebas que hemos hecho, con grandes errores, y también leyendo y escuchando a otras personas. Así que toma nota, y trata de tener los siguientes elementos a la mano al momento de imprimir:

1. Laca para cabello. Nosotros usamos una amarilla, marca Duvy Class (ojo, no es publicidad, jajaja, no tenemos acciones en esa empresa, solo que lo decimos porque hemos tenido buenos resultados), la cual aplicamos sobre el vidrio, para que las piezas se peguen bien. Hemos probado con otras lacas, pero han surgido problemas como que las piezas se pegan mucho al vidrio, y al retirarlas se dañan, o que por el contrario no se pegan bien, y a la mitad de la impresión se despegan. También optamos por la laca en lugar de la cinta kapton o cinta aislante azul, porque es más barata, más fácil de aplicar y más fácil de retirar (sale con agua)

2. Luego de que una pieza se termina de imprimir, si usaste cama caliente, deja que se enfríe, y ella misma se va despegando. Luego de unos 10 minutos, ya se puede sacar fácilmente con la mano, o si no, con el bisturí. Te das cuenta que la pieza ya está lista para retirar porque está fría, y porque en el transcurso de esos 10 minutos escuchaste cómo iba crujiendo al despegarse.

3. No existe una cantidad máxima de laca que pueda echarse sobre el vidrio, eso lo determinas tu. Pero sí ten cuenta que la laca va formando capas extra, lo cual puede impedir que el filamento salga correctamente del hotend, pues la distancia éntre el nozzle y el vidrio se va disminuyendo debido al exceso de laca. Así que cuando ya veas muy sucio el vidrio, lávalo.

4. Si usas vidrio sobre tu cama caliente, es buena idea tener al menos dos vidrios, de tal forma que cuando acabas una impresión, no dejas que se enfríe la cama caliente sino que retiras el vidrio con la pieza, colocas el otro, y comienzas a imprimir nuevamente. Esto te ahorra tiempo, pues la cama caliente se tarda bastante en calentarse (como 10 minutos, a comparación de los 2 o 3 que tarda el hotend), y también representa algún ahorro en energía eléctrica (y en la cuenta de tu luz), porque la cama consume más energía cuando se está calentando que cuando ya está caliente y únicamente mantiene la temperatura.

5. Un bisturí, para retirar las piezas de la cama caliente. Nosotros usamos vidrio sobre ésta última, así que con el él las piezas salen fácil, y además puedes aprovecharlo para limpiar los pedazos de material que hayan quedado pegados al vidrio. ¡OJO!, pues si usas cinta kapton o cinta aislante azul sobre el vidrio, usar el bisturí puede causar daños. En esos casos casi que el bisturí ni se necesita, pero te puedes ayudar de él para levantar un pedazo de la pieza y luego sí retirarla con la mano.

6. Un pinza o un cortafrío, para retirar el filamento que sale del hotend cuando éste empieza a calentarse. Siempre sale un poco de filamento cuando uno enciende la impresora, y dejar que se pegue al hotend es mala idea, pues el plástico se termina quemando y torna negro el hotend. Además del aspecto estético, este plástico quemado podría llegar a taparlo.

7. Una de las primeras cosas que debes hacer cuando tengas tu impresora, es colocar el rollo de filamento sobre algún carrete o tubo, de tal modo que el filamento se desenrolle fácilmente y sin enredarse. Nos pasó muchas veces que, teniendo el rollo de filamento a un lado de la impresora, sin ningún carrete o tubo para que pudiera girar, la impresión fallaba debido a que nos íbamos y dejábamos la impresora sola, y en algún punto el filamento se enredaba y el extrusor no lo podía jalar. Dejar una impresora sola requiere de bastante experiencia, pues es necesario imaginarse todo lo que pueda salir mal.

8. Dependiendo del modelo de impresora que compres o que hayas construido, ten presente siempre sus limitaciones físicas. Por ejemplo, nosotros tenemos varias Prusas iteración 2, y debido a su estructura triangular, el extrusor puede llegar a estrellarse con alguna de las varillas, ya sea cuando está imprimiendo, o cuando termina la impresión, pues el carro retorna el origen, y si está muy alto (debido a una figura alta), pues se va a chocar con las varillas.

9. Antes de comenzar una impresión, es bueno que extruyas un poco de filamento, de tal forma que cuando la pieza comience a ser impresa, el filamento salga desde el principio. Si no lo haces, tal vez la primera capa de la pieza (o más, si es muy pequeña), queden con poco filamento. Esto sucede porque muchos hotend deben llenarse internamente de filamento para que la presión comience a hacerlo salir.

10. Si durante una impresión deja de salir filamento repentinamente, verifica que el extrusor sí esté jalando. Si no, las causas pueden ser: los tornillos del extrusor se aflojaron, así que toca apretarlos; el filamento tiene una sección de mayor diámetro que no cabe por el hotend, así que lo mejor es pausar la impresión, sacar el filamento y cortar esa parte más gruesa, para luego volver a insertar el filamento en el hotend; el driver del extrusor está fallando, porque ya se dañó o por sobrecalentamiento (por eso es recomendable ponerle disipadores a los drivers, y si es posible, ventilación directa); o finalmente, porque el filamento se enredó y el extrusor no puede jalar.

11. Una lima de uñas, o lija. Son útiles para quitarle pequeños imperfectos a las piezas, o para darles un mejor acabado en general. También se usan para el lijar el hueso duro.

12. Cloruro de metileno, para pegar piezas o darles una textura lisa o brillante.

13. Resina artística (conocida como gemelos, usamos marca Super Glass), para darle mejor solidez a las piezas, y darles un acabado también liso y brillante.

14. Pinceles, para echar el cloruro de metileno.

15. Jeringas pequeñas, para echar también el cloruro.

16. Frascos de vidrio, para echar el cloruro. Es bueno tener de varios tamaños, incluso algunos grandes donde se puedan sumergir grandes piezas.

17. Un embudo también de vidrio, para poder transpasar de recipiente el cloruro.

18. Hueso duro (también conocida como macilla para autos), que sirve para dar un acabado liso y suave a las piezas. Útil sobre todo para piezas grandes.

19. Una espátula, para poder aplicar el hueso duro. Además de esto, cucharas y vasos desechables, para poder revolver y preparar dicho material.

20. Un calibrador puede llegar a ser útil para medir las piezas terminadas, y verificar que quedaron con las dimensiones correctas.

21. Una báscula pequeña, útil para pesar cuánto queda de filamento, o cuánto pesa una pieza.

22. Un recipiento donde puedas echar todos los residuos de impresión, o piezas malas. En algún momento los podrás reciclar.

23. De vez en cuando limpia tu impresora, apriétale tornillos, quítale el polvo y échale aceite a los ejes y varillas.

24. La primera capa de la impresión es la más importante de todas. Si ésta queda mal, lo más probable es que la pieza se despegue en cualquier momento. Así que la distancia entre el nozzle y el vidrio es muy importante. Para determinar la distancia adecuada, fíjate que la primera capa salga como aplastada contra el vidrio, pero sin llegar al límite de que el filamento no pueda salir. Se debe ver el filamento, no una medio marca del mismo.

25. No es buena idea dejar el hotend encendido con filamento adentro por mucho tiempo y sin extruir nada, porque el filamento se va derritiendo poco a poco, aumenta su diámetro, y luego no puede ser extruido, por lo que toca sacar el filamento y cortarle ese pedazo. Por eso siempre que se tenga el hotend prendido con filamento puesto, es necesario estar extruyendo.

26. Cuando un soporte de una pieza se cae, prácticamente se puede decir que la pieza se dañó. Una opción es repetir la pieza desde el punto donde quedó, pero eso implica medir dónde quedó la pieza, cortar el modelo 3D en ese punto, y comenzar a imprimir de nuevo. A veces no funciona, porque los programas que cortan objetos dejan dañado el archivo STL, y hay problemas al utilizar el slicer.

27. Es necesario aprender a reaccionar en medio de una impresión. A veces toca pausarla, cambiar el filamento, o comprobar que sí está saliendo, o cualquier otra cosa, y esto toca hacerlo rápido, de manera precisa, y sin tensionarse.

28. Es útil tener la impresora conectada a una UPS, pues da un margen de tiempo para terminar una pieza en caso de que haya un corte de energía eléctrica.

29. Es igualmente útil imprimir las piezas desde la SD de la impresora, pues no estás sujeto a la velocidad de tu computador, ni a riesgos como que se apague, se trabe, se reinicie por actualizaciones, y un sin fin de posibilidades más.

30. Finalmente, si estás imprimiendo desde el computador y no desde la SD, no es buena idea manipular el software de impresión, como Repetier, CURA o Pronterface, ni el slicer, como Slic3r, Skeinforge o CURA, durante una impresión, pues hacen lenta la comunicación con la impresora, y uno ve como cuando hace algo en el software, la impresora para durante unos instantes, lo cual puede ocasionar fallas en las instrucciones recibidas (que se salte una),y por tanto que se dañe la pieza que se está imprimiendo. Si quieres hacer la prueba, mueve el objeto 3D en el software durante una impresión, y verás como la impresora se traba a veces.

Seguramente hay muchas más sugerencias y tips al momento de imprimir una pieza. Las anteriores son la mayor parte de las que hemos aprendido hasta ahora, pero obviamente estamos atentos a lo que ustedes nos puedan decir con base en sus experiencias.

Saludos, y que la fuerza nos acompañe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *